Stranger Things, una T3 mejor que la 4T

Una de las series más queridas y exitosas desde hace unos años es sin duda, Stranger Things. El jueves de la semana pasada (4 de julio), con pretexto del día de la independencia de Estados Unidos, se estrenó su tercera temporada. Como sabes, esta es una serie justamente pensada y en el marketing de la nostalgia. Está llena de referencias a “cuando éramos niños (y no tan niños)” por donde la veas.

Eran otros tiempos

Justamente ese es uno de sus batazos de hit: hacernos recordar y darnos esa sensación tan linda. Nos lleva a una época en la que todo era más fácil. Basada en una historia real y con un look 100% ochentero. Hasta los posters tienen ese estilo de dibujos sobrepuestos de la época.

Además, tiene un reparto que pudo haber salido en cualquiera de nuestras pelis favoritas de hace 30 años. (o 25 cuando bien te va). Seguro te acordaste de ET, y de varias películas por el estilo desde el primer capítulo.

No al spoiler

Como esta nota no se trata de spoilear, no te voy a contar mucho de la nueva temporada. De hecho, solo he visto dos capítulos. Aunque probablemente este fin de semana le dedique unas buenas horas a ver el resto.

Lo que sí te puedo contar es que (por lo que he visto, leído y escuchado) sigue siendo una muy buena serie y en la T3 se plantean nuevos misterios y preguntas.

stranger-things-3

Los personajes

Algo que se ha dicho mucho es que en la temporada 3 de Stranger Things se le da muy buena continuidad a los protagonistas. Eleven, Dustin, Mike, Lucas, Will y Max ya son teens. Un par de parejas, un forever alone (aparentemente) y otro que sigue queriendo jugar calabozos y dragones.

Los hermanos mayores tienen su propia dinámica más de la prepa y primeros trabajos; y los adultos… Pues me recuerdan a mucha gente que ya era grande cuando yo era niño. Creo que para esa parte del reparto la serie es treinta y tantos.

stranger-things-3-reparto

 

Adiós pueblito

Esta es una de las referencias a la cultura-sociedad que más me ha gustado hasta el momento. Mientras hoy día, al menos en México, estamos frente a la evolución del comercio electrónico, en 1985, llegaba el primer mall a Hawkins. Esto ya lo hemos visto en muchos otros lados. En películas, libros y series. Aunque, por alguna razón, esta llegada de Starcourt al pueblo tiene algo.

Te muestra como cambia todo en muy poco tiempo. Antes la gente estaba repartida, pero ahora (después del mall), todo mundo está ahí siempre. Me recurda un poco la llegada de Shake Shak (ahora) y Krispy Kreme (hace unos años) a México. Euforia a todo lo que da.

Stranger Things ¿no o sí?

Hasta la pregunta es necia, dirían algunos. También es válida, digo yo. Porque muchas veces ha pasado que segundas y terceras entregas se quedan cortas. De mi lado dudé un poco al principio, pero después de dos capítulos… ¡SÚPER SÍ! La voy a ver y la voy a terminar. Además, también va a ser de mis favoritas porque, chavorruco.

Solo me queda recomendarte que le des una youtubeada a los resúmenes de la temporada 1 y 2. Ya con eso tienes todo listo para aventarte el maratón de Stranger Things este fin. Aquí algunas opciones para hacerlo más cómodamente. Y sí, definitivamente es una mejor opción de entretenimiento que la 4T. Tal vez, eso sí, con un poco menos de drama.

Si te gustó esta nota, te invito a ver otras de nuestras publicaciones.